Buscar
  • Pintemos con Luz

ENCUENTRO Y VERDAD Maelo Ruiz


Maelo Ruiz

Amigos:

Cuando llegué a la cárcel...

Yo no sabía que los protagonistas de mi nuevo mundo,

serían los colores beige y negro.

Ignoraba que el dolor, sería mi enfermedad,

y el frío mi clima.

La humedad, parte de la atmósfera,

canas y arrugas el maquillaje.

La nostalgia: un contagio, 

y la tristeza: mi personalidad.

Que mi puerta sería de acero; y un candado mi seguro

cuatro paredes, mi espacio, alambre de púas mi altura.

Gruesos muros; y angostas rejas...

El largo y ancho de mi angustia

frios pisos mi profundidad.

Desconocía, que una reja; detiene los caminos

y, que la palabra ¡No! toma significado relevante

Cuando llegué a la cárcel:

Ignoraba, que la soledad sería mi compañera

el miedo mi sombra, y el silencio la disciplina.

Aquí, aprendí que las lágrimas lavan el corazón, que una fotografía, puede volverse el más preciado tesoro, y un beso, el estallido del amor. Que las chinches y ratas, se convierten en mascotas. La fetidez, en fragancia; y la desesperanza en doctrina, sólo Dios el más fiel amigo.

No esperaba, que el insomnio, fuera la constante. 

La oscuridad el decorado, y la ociosidad:

el eterno pasatiempo.

No quería aceptar, que el odio fuera mi vecino.

El llanto la medicina; la insipidez el diario sazón.

La amistad... El tipo de cambio,

los alimentos la bolsa de valores

Me resistía, a creer, que los recuerdos:

se tornarán fotescos... Y

las olvidadas cartas, se volvieron bálsamo.

Ignoraba, que aquí adentro:

la libertad es sueño general,

las drogas, vehículo de escape.

Porque cuando llegué aquí,

amigos...

Yo no sabía todo esto.

MARIO RUIZ DIAZ

(Persona Privada de su Libertad Reclusorio Oriente)

0 vistas

©2019 por pintemos con luz